11
feb

Es posible…? Separación de socios cuando…

Escrito el 11 febrero 2012 por Pilar Galeote en Derecho y RSC

Buenos días a todos, hoy quiero que comentemos algo en relación con el derecho de separación de socios.
Os planteo: ¿es posible incluir en los estatutos de una SL la cláusula estatutaria de separacion de socios que diga algo semejante a “… los socios tendrán derecho a separase de la sociedad en cualquier momento…”. Es decir, ¿cabe el derecho estatutario de un socio a separarse de una SL ad nutum?

Comentarios

Lara cuervo-Arango Quintero 11 febrero 2012 - 18:10

Buenas tardes a todos,

En relación con la cuestión que se nos plantea esta semana acerca de la admisibilidad o no, de la denominada separación “ad nutum”, es decir, sin causa por la mera voluntad del socio, a la luz del artículo 347 LSC, es imprescindible hacer referencia a la sentencia del Nquien partiendo de la literalidad del precepto viene a admitir dicha posibilidad si así está prevista en los estatutos sociales, sobre la base de los siguientes fundamentos:

1) En este extremo no cabe entender como límite de la libertad autonormativa de los particulares el carácter cerrado de las sociedades de responsabilidad limitada, constitutivo de un principio configurador que solo quiebra excepcionalmente, dado que la posibilidad de separación de los socios en cualquier momento – cláusula de puerta abierta- está expresamente admitida por la Ley -incluso subordina la validez de las cláusulas de prohibición de transmisión voluntaria de participaciones al reconocimiento de la facultad de separación en cualquier momento (artículo 30.3 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada, hoy 108.3 de la Ley de Sociedades de Capital).

2) El ejercicio del derecho de separación previsto de forma clara y contundente en los estatutos, en modo alguno ignora el “principio mayoritario” ya que el mismo no es apto para impedir el ejercicio por los socios de los derechos individuales atribuidos por la Ley o por los estatutos.

3) La admisión de las cláusulas de separación ad nutum no supone vulneración de lo previsto en el artículo 1256 del Código Civil, ya que no deja al arbitrio de uno de los socios la validez y eficacia del contrato de sociedad, dado que se limitan a facultar al socio, no ya por el contrato de sociedad, sino por los estatutos, para el ejercicio del derecho potestativo unilateral de separarse de un contrato de duración indefinida, se declaró en la sentencia 428/2002 de 3 de mayo , en tesis aplicable para la decisión de la presente controversia, si bien dictada en aplicación de la Ley de 17 de Julio de 1953 , que ” no existe fundamento ni causa que lo justifique, para entender prohibido o «contra legem» que en un contrato de duración indefinida, se fijen en los estatutos sociales, a parte de la obligación de la permanecida en la sociedad durante un plazo o período determinado, en este caso, el de tres años, a partir del cual, tanto puede disolverse la sociedad, como separase alguno de los socios permaneciendo la misma entre los socios perseverantes; facultad, que esta otorgada a cualquiera de los socios de la sociedad, por lo que no se puede decir como se sostiene por la parte recurrente que las disposiciones de los artículos del estatuto, faltan por una parte a lo dispuesto en el art. 1256 del Código Civil de dejar al arbitrio o voluntad de uno de los contrates la validez y cumplimiento del contrato”

4) A efectos de reconocer el libre ejercicio del derecho de separación ad nutum, la cláusula estatutaria que de hecho transcribe los términos en los que se expresa el artículo 30.3 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada, no adolece de inconcreción ni indeterminabilidad.

5) Finalmente, este litigio no tiene por finalidad controlar si el concreto precepto estatutario se ajusta a las previsiones o requisitos reglamentarios en relación con aspectos puramente formales referidos al modo en que deberá acreditarse la existencia de la causa, la forma y plazo para el ejercicio del derecho de separación, contenida en el segundo párrafo del artículo 96.1 de la Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada para el caso de que los estatutos establezcan causas de separación distintas a las previstas en la ley, sino sobre la eficacia de un acuerdo frontalmente contrario a los estatutos inscritos cuya nulidad ni tan siquiera se ha interesado por la recurrente.

Un saludo,

Lara

José Antonio Iglesias Puerto 27 febrero 2012 - 10:45

Debemos partir de que la Sentencia del TS 796/2011, de 15 de noviembre, Id Cendoj 28079110012011100798 y la RDGRN de 2 de noviembre de 2010 [RJ 2011\415] coinciden en que esa admisible la clausula estatutaria de separación ad nutum. Para el que sólo le interese lo que dicen los tribunales hasta aquí mi respuesta.
Ahora bien, diversas circunstancias me han impedido contestar antes a este post, lo cual no me ha venido mal ya que me ha servido para pensar sobre este asunto, y cuál es mi opinión al respecto, y, con sinceridad, no lo tengo claro.
Por un lado, desde el punto de vista de la configuración del contrato de sociedad como un contrato plurilareral y la propia configuración de las sociedades mercantiles es algo que me “rechina” y no encaja en la más pura interpretación del derecho de sociedades, lo que me hace, junto parte destacada de la doctrina (R. URÍA, A. MENENDEZ, J.L. IGLESIAS PRADA, “Curso de Derecho Mercantil I”, Civitas 2006, pág. 1278) negar la posibilidad del derecho de separación ad nutum.
Por otra parte, pensando en los posibles efectos de la separación ad nutum, tengo que reconocer que no acabo de tener argumentos de peso para decantarme por la prohibición de la mencionada cláusula estatutaria. El punto que me parece más delicado está en la protección de terceros, si bien entiendo que el mismo queda suficientemente garantizado con la publicidad registral de la cláusula y la protección del art. 331 LSC. En cuanto a las relaciones entre socios, hay que partir de que es lo que han querido pactar, y si dicha clausula estatutaria estuviera prohibida lo habrían recogido en el correspondiente pacto de socios.
Si bien doctrinalmente entiendo que no se debe admitir la clausula estatutaria de separación ad nutum porque iría en contra de la propia configuración de las sociedades de capital, debo reconocer que si sigo mi postura de defender el acceso al registro de los pactos parasociales no puedo negar la inscripción de la misma, ya que la inscripción en todo caso da mayor seguridad jurídica a los terceros.

Dejar un Comentario

*